Duane Da Rocha, camino a Río 2016: La española que aspira a conseguir una medalla en su país natal

 

La nadadora española cuenta los días para viajar a Brasil y vivir sus segundos Juegos Olímpicos.

La malagueña, que entrena en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, competirá en la modalidad de 200 metros espalda. Volverá a pelear duramente por una medalla, como ya lo hizo su primera vez, en los pasados Juegos Olímpicos de Londres.

Duane Da Rocha

 

El sueño de todo deportista es estar en unos Juegos Olímpicos. Duane Da Rocha, nadadora malagueña que entrena en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat desde el año pasado, competirá en los JJ. OO. de Río en la modalidad de 200 metros espalda.

La nadadora de 28 años volverá a luchar por una medalla como ya lo hizo su primera vez en los pasados Juegos de Londres. Actualmente, cuenta los días para competir en Brasil, su país natal, y donde residen sus padres.

Skechers, marca elegida por Da Rocha para entrenar a diario, ha reflejado en el siguiente vídeo el esfuerzo y la superación de una deportista de élite que recibe el apoyo de su familia desde la distancia.

 

 

 

 

Duane Da Rocha: Camino a Río 2016

En el vídeo, la madre de Da Rocha declara: “soy afortunada de tener una hija deportista olímpica. No vivimos en Río y no podré ir a verla, porque es muy caro y no considero que sea seguro, pero la veremos por la televisión y estoy segura de que voy a disfrutar muchísimo. […] Sé que es fuerte y luchadora, que cuando se tambalea o cae, se levanta.”

También aparece la pisicina en la que Duane Da Rocha pasa la mayor parte del día. “Llevo 20 años entrenando cinco horas diarias, repartidas entre mañana y tarde”, reconoce la deportista. “Poder participar en unas Olimpiadas en mi país natal es increíble, aunque ya ir a unos Juegos Olímpicos, sean donde sean, es una experiencia inolvidable”, añade.

En el vídeo también participa Alejandro López, entrenador en el CAR Sant Cugat, quien asegura que la nadadora “tiene un don natural; desde pequeñita, cuando la veíamos nadar, se veía que era distinta a los demás. Se lleva muy bien con el agua, y es capaz de sorprender en casi todos los entrenamientos con cosas que directamente no le pedimos y que le salen de manera natural”. El técnico sabe de primera mano que “la vida de los deportistas de élite es muy dura, desde que se acuestan hasta que se levantan. Pero todos persiguen un sueño y saben lo que tienen que hacer”.

Sobre la dureza de su profesión, Duane Da Rocha parece muy segura: “He tenido que sacrificar muchas cosas, como irme muy joven de casa o no seguir mis estudios como me hubiese gustado. Pero he intentado disfrutar cada momento al máximo, y eso no lo cambiaría por nada”.