Emprendedores fitness: Magali Dalix

Una energía desbordante, un espíritu insaciable, una arrolladora personalidad y una fuerza sin límites conforman la esencia de Magali Dalix, la fundadora y propietaria de la Sala Magali y del método Magali Train Better, un sistema intenso, apasionante y motivador tanto para los profesionales como para los aficionados a la actividad física.

Por: Anna Mir, Coordinadora editorial de Trainer y body LIFE.


Emprendedor MagaliMagali Train Better
es una mezcla de fuerza, diversión, técnica y energía, un sistema de entrenamiento ideado por Magali Dalix, de origen francés, pero residente desde hace más de 10 años en Barcelona.  Un método que se practica casi en familia en la Sala Magali, un pequeño espacio ubicado en el corazón Barcelona, diseñado con un espíritu muy neoyorkino e inspirado en los monasterios de los monjes Shaolin donde viven con el mínimo confort y entrenan cada día.

Un centro actualmente muy reconocido donde se practica entrenamiento de alta intensidad para todos los públicos y en el que su fundadora ha conseguido reflejar su filosofía de vida: el placer por el deporte.

Hace 10 años empezaste un nuevo proyecto en Barcelona, la Sala Magali, un centro actualmente muy reconocido y que además en plena crisis ha conseguido aumentar su facturación en un 60%. ¿Cómo se logran estas cifras?

Nosotros vamos bien por dos factores muy importantes: primero, la ilusión y las ganas que hemos puesto (cada día tengo la misma ilusión que tenía hace 20 años) y segundo, porque primamos sobre la calidad. La calidad es trabajar cada día para mejorar, cuestionarse a sí mismo para saber si lo estás haciendo bien y en qué puedes mejorar.

¿Después de todo este tiempo de esfuerzo, dedicación y pasión sientes que ha llegado tu recompensa?

Siempre vale la pena luchar. Cuando tú tienes un sueño y crees en algo, luchar por ello, a partir del momento donde pones toda tu dedicación y pasión, siempre da resultado. Cada día hay recompensas: hay recompensa porque sigues estando aquí y cada vez mejoras, porque cada día puedes abrir, porque cada día haces que la gente se sienta bien y porque realmente haces lo que a ti te hace soñar.

¿Qué valores tiene la Sala Magali que la hace tan distinta a los demás centros?

Aquí nosotros creemos mucho en el máximo esfuerzo, en la dedicación, en el trabajo, en el profesionalismo que se da a la formación y evidentemente en el deporte.

En tu primer libro defines tu método de entrenamiento como tu filosofía de vida. ¿Crees que sin las experiencias que has vivido hubieses conseguido crear este proyecto?

No lo sé, porque realmente no puedes hablar de lo que no ha pasado. Pero el hecho de hacer múltiples deportes, de tener una vida que no es una vida, porque como digo en mi libro he renacido más de una vez, te lleva a dónde estás. Mi experiencia en todo lo que he hecho (baile, deporte de competición, artes marciales, triatlón, actualmente surf y skate…) me ha hecho abrir la mente y poder crear mi método.

¿Siempre una vida con deporte?

Sí, siempre. Yo creo que el deporte más que una actividad es una filosofía de vida, quiero decir, o vives con ello o no lo sientes. Si haces ejercicio simplemente por conciencia, nunca llegas donde quieres llegar.