Real Madrid – De crisis en crisis

Galardonado con el título de ‘el club de fútbol más exitoso del siglo XX’ por la FIFA, el Real Madrid, nueve años después del siglo XXI, ¡parece tener mucho trabajo por hacer para retener su corona!

Parece increíble pero el club que ha ganado dos Champions (2000 y 2002) y cuatro títulos de La Giga desde el comienzo del milenio parece tambalearse -cómicamente a los ojos de muchos- de una crisis a otra.

¿Cuántos clubes se te ocurren que despedirían a su entrenador horas después de ganar la Champions por un tiempo récord? El Real Madrid lo hizo en 2002 con Vicente del Bosque.

¿Cuántos clubes traerían de vuelta a un entrenador que ganó el título de liga para ellos en su única temporada con el club y luego lo despedirían inmediatamente después de que repitiera la hazaña? El Real Madrid le hizo eso a Fabio Capello en 2007.

¿Cuántos clubes reemplazarían a su presidente, Florentino Pérez, porque su llamada política galáctica de traer a los mejores jugadores del mundo al club había implosionado espectacularmente, reemplazarlo con un presidente que luego se alega que manipuló la votación, y luego elegir al señor Pérez sin oposición porque prometió, una vez más, traer a los mejores jugadores del mundo a Madrid?

Bueno, podrías seguir durante mucho tiempo señalando tales excentricidades. Pero todo sería inútil a los ojos de los aficionados del Madrid que, con toda razón, te recordarán que es el club más rico del mundo, el que más éxito comercial tiene -en gran parte gracias al citado Florentino Pérez- y, a la hora de escrito, estaban siendo vinculados en el mercado de fichajes con casi cualquier jugador capaz de atarse los cordones de las botas. O, en el caso de Christiano Ronaldo, probablemente consiguiendo que uno de sus compañeros de equipo ‘menos talentosos’ se las ate para que pueda ahorrar energía para marcar grandes goles, tratando de expulsar a los jugadores contrarios y enfurruñado cuando el árbitro no está de acuerdo con él. Hay quienes pensamos que Ronaldo y el Real Madrid son una pareja perfecta el uno para el otro: talentosos y guapos pero arrogantes, poco confiables y poco buenos en una pelea.

Y, sin embargo, a pesar de todas estas críticas de francotirador, me ha encantado ver al Real Madrid a veces en los últimos años. Cuando Roberto Carlos y Zidane se combinaron por la banda izquierda; cuando Beckham hizo una curva en los centros para que Raúl se dirigiera a casa; cuando Sergio Ramos arrasó por todo el campo intentando animar a su letárgico equipo a levantarse; y cuando ‘San Iker’ Casillas demostró, una y otra vez, por qué es, sin duda, el mejor portero del mundo.

Porque el Bernabéu es un gran lugar para ver fútbol (para un neutral puede ser igual de entretenido ver a la multitud cuando el Madrid juega mal) y el Real Madrid puede ser una fuerza emocionante cuando juega de la mejor manera.

España y la Liga de Campeones necesitan un Real Madrid fuerte, dinámico y atractivo: es parte del tejido de la vida. El Barcelona fue un equipo maravilloso este año pero lo tuvo demasiado fácil; Es necesario que justifiquen mucho más su etiqueta de ‘Dream Team’ la próxima temporada. Ser eliminado en los cuartos de final de la Liga de Campeones año tras año tampoco es lo suficientemente bueno, y el fútbol es peor por eso.

Los que fuimos destetados en el equipo que ganó la Copa de Europa en Hampden Park hace tantos años necesitamos volver a ver un gran equipo del Real Madrid, así que, vamos, Florentino, saca ese talonario y veamos el final del Real. Madrid como hazmerreír y, en cambio, darnos algo para asustar a esos impostores en Manchester, Londres, Milán y Barcelona, ​​¡especialmente Barcelona!

Kaká podría ser el sucesor natural de Zidane; tengamos ahora a los sucesores de Figo, Ronaldo, Roberto Carlos y Fernando Hierro.

Camisetas OTRAS LIGAS Echa un vistazo a nuestra variedad de camisetas de equipos de fútbol. Camisetas de entreno y partido de clubes nacionales y selecciones internacionales.