Yoga acrobático

Considerada una de las 10 tendencias de este 2016, son muchas las celebridades que practican yoga tanto del mundo de la moda, del deporte de élite como de la interpretación. Entre ellas, la actriz Montse Pla, que en estos momentos está de gira por España con la obra de teatro “Diablillos rojos” y que en breve veremos en la serie “Seis Hermanas” de TVE, quien se declara una apasionada del yoga acrobático.

 

yoga_acrobatico_montsepla1

Por: Macarena Cutillas, Directora de Californian Hot Yoga en Madrid (www.californianhotyoga.com)

Montse Pla comenzó a interesarse por esta disciplina del yoga desde hace poco más de un año con el fin de ampliar su concentración, fuerza y equilibrio: “La idea surge cuando descubro casualmente un tutorial en internet sobre una postura de Yoga. Quise aprender a hacerla y me puse manos a la obra… A partir de ahí se desarrolla mi interés y Macarena de California Hot Yoga, es la que me está ayudando a desarrollarlas con mayor exactitud”.

Es así, como gracias a su realización, la actriz pone en práctica esta disciplina, casi circense, en su trabajo: “Siempre me ha encantado el deporte y el yoga me aporta salud física, pero también mental y equilibrio. En mi trabajo como actriz el yoga me aporta tonificación muscular y concentración. Aprender a focalizar toda tu atención es muy necesario y este tipo de disciplinas potencia precisamente eso”, resalta.

Salamba Sirsasana o Equilibrio sobre la cabeza

yoga_acrobatico_montsepla2

El equilibrio en esta postura es difícil al principio y solemos trabajar primero contra una pared, incluso si es posible hacer la postura en una esquina de una habitación hace que las paredes sujeten los hombros, las caderas y los el exterior de los talones.

Al empezar probaremos a trabajar solo con los brazos, sin levantar todavía las piernas, entrelazando los dedos de las manos en el suelo y abriendo los codos a la anchura de los hombros repartimos todo el peso del cuerpo en los antebrazos. Los principiantes tienden a depositar demasiado peso sobre el cuello y la cabeza, en este caso el peso del cuerpo debe estar repartido en los antebrazos y en los hombros. Cuando estemos fuertes en la base podremos doblar las piernas y acercar los pies al cuerpo paso a paso, con un pequeño saltito y las piernas flexionadas iremos subiéndolas con la fuerza del abdomen hasta que un día podamos estirarlas completamente. Para salir de la postura primero levantaremos un poco la cabeza del suelo y después bajaremos los pies lentamente. Con el tiempo serás capaz de mantener tu cabeza en el suelo al subir y bajar.

¡Una pareja puede ayudarte a perfeccionar la alineación!

Si se coloca de pie a tu lado dile que observe los principales puntos de referencia: tobillo, cadera, hombro, y el agujero de la oreja. Estos puntos deben estar todos en una línea perpendicular al suelo.

Sus beneficios

Calma el cerebro, ayuda a aliviar el estrés y la depresión leve, estimula las glándulas pituitaria y pineal, fortalece los brazos, las piernas y la columna vertebral, fortalece los pulmones, tonifica los órganos abdominales, mejora la digestión, ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia, es terapéutica para el asma, infertilidad, insomnio, y sinusitis.

¡Por algo dicen que es una de las reinas de las posturas de yoga!

Titibhanasana o postura de la libélula

yoga_acrobatico_montsepla3La Titibasana o posición de la libélula es una de las posturas avanzadas del Yoga. Requiere un gran trabajo desde los brazos, no es sencilla, es un auténtico reto sostenerse en equilibrio con los brazos rectos y las piernas horizontales al suelo. Trabajarás desde el abdomen hasta el cuello y la buena noticia es que si te caes, ¡ya estás muy cerca del suelo!

Para su realización comenzamos de cuclillas colocando las manos delante nuestro, levantas la cadera y metes el brazo derecho por debajo de la rodilla y después el brazo izquierdo por debajo de la otra rodilla, enraízas las manos en el suelo justo detrás de tus talones. Iremos soltando el peso poco a poco atrás a la vez que doblamos los codos (y esto es lo más importante para los principiantes). Una vez sentados en los codos el reto será estirar los brazos y exprimir las dos piernas apretando los muslos hacia dentro, primero levantaremos una pierna y luego la otra hasta que un día estiremos las dos completamente.

Sus beneficios

Obtenemos múltiples beneficios ¡además de lograr realizar una acrobacia! Endurecemos todos los músculos abdominales mientras que se desarrolla el fortalecimiento de los brazos y muñecas. Tonifica el suelo pélvico y la cara interior de los muslos, además mejora la sensación general de equilibrio. También moldea el bíceps y flexibiliza la cadera.

¡Descubre otros posturas de yoga acrobático con Montse!